Huella de carbono y minería bitcoin, es insignificante en relación a las emisiones mundiales.

Realidades y mitos. La cuestión de la minería bitcoin y el respeto al medioambiente. Contundente informe de su impacto insignificante frente a otras industrias.

Es verdad lo que manifestó últimamente Elon Musk sobre la huella de carbono de bitcoin. Nada más lejos de la realidad. El daño ambiental del bitcoin es mucho menor al consumo eléctrico que llevamos adelante todos nuestros hogares y oficinas, sin contar la industria y como evitarlo, el consumo energético bancario.

Varios autores se nos han mostrado lo falaz de estas afirmaciones.

Según publicaciones online que citaremos, establecen que el impacto en toneladas anuales de la minería bitcoin se sitúan en los 37 millones de toneladas año.

Pero para estimar la eliminación de este flujo de huella carbónica, entendamos que por ejemplo, las siembras sólamente de Argentina, estarán rondando los 32 millones de hectáreas, tomando como captura deficiente de estas áreas, estableciendo 2 toneladas de captura año por hectárea, cuando se podrían estar colocando en las 3 y 3.5 toneladas año hectárea.

En dicho caso como vemos, la mera siembra argentina de su área para el año 2018 2019, estaría eliminando 64 millones de toneladas año, el doble prácticamente de la minería bitcoin.

Sin contar que por otra parte, gran caudal de la minería se establece en lugares donde la generación de la energía está conformada por elementos renovables y que no son agresivos con el medioambiente, como las represas hidroeléctricas, energía eólica y solar.

Por ello, teniendo en cuenta que la agenda ambiental 2030 se acerca a pasos agigantados, el impacto incluso comparado con el daño ambiental automovilístico por la movilidad ciudadana, estaría por lejos, impactando mucho más agresivamente que el bitcoin y sus energías renovables.

Por ejemplo en Argentina se vendieron en 2017 año record de ventas de combustibles, un total de 1885 kilómetros cúbicos de combustibles líquidos.

En litros, estamos hablando de 1 km3 como unos 1.000.000.000.000, un trillón latino de litros. 1885, estamos hablando 1885 trillones de litros.

Genera a su vez, unos 2.67 kilos de CO2 por libro consumido. Esos 2.67 generarías 5032 trillones de kilos de CO2 liberado a la atmósfera, o sea, 5 trillones de toneladas, 5.000.000.000.000. Teniendo en cuenta que la minería de bitcoin se establece en los 37.000.000 de toneladas, representaría que cada 1 millón de toneladas de CO2 liberado a la atmósfera por combustibles consumidos en Argentina en año record de consumo, el bitcoin global estaría liberando 7 toneladas. 1 millón de toneladas contra 7 toneladas, la nada misma hecha proporción.

En definitiva, Elon Musk puede dormir tranquilo, que la industria del automóvil supera por miles de millones de veces su liberación de CO2 a la atmósfera que el dinero digital de código abierto, el bitcoin.

CITAS LEGALES

https://www.elfinanciero.com.mx/tech/el-bitcoin-sera-muy-virtual-pero-extraerlo-contamina-lo-mismo-que-nueva-zelanda/

https://ruralnet.com.ar/area-sembrada-en-argentina-para-la-campana-201819-las-predicciones-de-oil-world/

https://surtidores.com.ar/ventas-de-combustibles-en-argentina-2017-fue-el-mejor-ano-de-la-historia/

https://www.auto10.com/reportajes/emisiones-de-co2-que-contamina-mas-un-gasolina-o-un-diesel/588

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *