Que sucede con las grandes operaciones en criptomonedas. Pueden acceder los organismos gubernamentales de control?.

Una cuestión de importancia entendemos en el mundo de la finanzas, son las operaciones en criptomonedas con grandes valores de traspaso. Son realmente un medio o instrumento del lavado financiero internacional, encierran real anonimato, o es relativo.

Hoy podemos aseverar que si bien la cuestión de la no censura por parte de la tecnología del bitcoin y el blockchain en general, no impide ello, las operaciones son monitoreadas en tiempo real por las diferentes agencias gubernamentales.

Varias empresas privadas acceden hoy a registrar cada operación efectuada en la blockchain, y no es ni más ni menos, que levantar la información que por otra parte es pública y visible en cada nuevo bloque que ofrecen las criptomonedas, en cada lapso de emisión.

Si bien la blockchain se basa en la criptografía para ciertas operaciones, como firmar las transacciones y aplicar un hashing tanto de bloque como de la operación, encerrarlo en la misma información de enlace o encadenamiento. Pero el listado de transacciones no se encripta, las operaciones son públicas y se enlistan tanto en la mempool como en el bloque definitivo.

Entonces si bien las operaciones son muchas y generalmente pasan desapercibidas, o es lo que el usuario sin conocimientos del funcionamiento real de la blockchain interpreta, las que encierran cierto monto pasan a enfocar la investigación de los organismos idóneos tanto de lavado como de control financiero y fondos del terrorismo o actos ilegales.

Entre las empresas se encuentran por ejemplo, la de monitoreo en tiempo real de varias blockchain principales, identificando tanto la operaciones entre wallets como las entabladas con exchanges principales operativos bajo el sistema de KYC, o conozca a su cliente-, y la misma es Whale-Alert.io.

Cuando una operación es efectuada contra una wallet que previamente fuera vinculada a una cuenta de exchange, esta pasa a poder ser asignada a una titularidad, resulta poder ser identificable.

Los organismos internacionales, gracias a la cooperación de los mayores exchanges, pasan a llevar registros y entramado de wallets desanonimizadas, mediante el cual, el seguimiento de ciertos fondos cripto, nos pueden asignar una cadena con enlaces conocidos e identificables.

Así es como se descubren redes de tratas, pornografía infantil, venta de estupefacientes, hackeo de datos, etc. Y posibilitan la incautación de cientos de miles de bitcoin o de otros criptoactivos y el desbaratamiento de las mismas.

Tanbién grandes hackeos a casas de intercambio, fueron identificados y descubiertos sus autores, por medio de estas bases de datos de información e identificación de wallets, y muchas de las criptomonedas fueron recuperadas, como en el caso Mt. Gox o incluso el último hackeo a Bitfinex. En éste último, las autoridades lo pudieron solucionar en febrero de 2019, devolviendo 119.756 bitcoin al intercambio del hackeo sufrido en 2016.

Los cryptodelincuentes también utilizan sistemas de mix o merge de criptomonedas, en wallets cooperativas, que se permiten la confusión de los fondos en una dirección de múltiples usuarios. Estas wallets de mixing de fondos hacen ingresar montos y luego anonimizan las salidas mediante valores similares y homogéneos, para que no sean indentificados ni atribuibles los ingresos con los egresos y sean imputables a la wallet de entrada con las múltiples de salida.

Igualmente la tecnología de identificación de patrones e inteligencia artificial, también trata de conseguir mediante algoritmos especiales, formas de identificar y establecer la trazabilidad de operaciones y patrones de comportamiento delictual.

El seguimiento de las transacciones de criptomonedas es cada vez más fácil para los organismos encargados de la aplicación de la ley. El 16 de octubre, Cointelegraph informó sobre cómo las autoridades de Estados Unidos cerraron con éxito un portal internacional de pornografía infantil. Para identificar a los delincuentes, los investigadores utilizaron herramientas desarrolladas por la compañía de análisis Chainalysis, que ayudaron a rastrear las carteras Bitcoin (BTC), utilizadas por los delincuentes para recibir pagos de los clientes. A medida que las autoridades encuentran más y más formas de rastrear las criptomonedas, los delincuentes utilizan nuevas técnicas, y muchos sitios permanecen fuera del control del gobierno. ¿Quién ganará esta batalla y puede la lucha contra los delitos financieros convertirse en un control total sobre los usuarios? (1)

Entre otras empresas dedicadas al monitoreo blockchain, encontramos Ciphertrace, posee un software de rastreo que capta el 87% del volumen transaccional cripto, lo que se registra y puede ser adquirido por las distintas agencias de gobierno.

Un informe privado sobre la confiscación de criptomonedas de origen delictivo, entre los años 2013-2018, informa que fueron confiscados 453.000 BTC en todo el mundo y cuyos 200.000 pertenecen a Estados Unidos.

La dark net es uno de los principales mercados de criptomonedas de uso delictivo: “El primer mercado de este tipo, llamado Silk Road, fue clausurado en julio de 2013. Inicialmente, el FBI logró incautar unas 26.000 BTC, pero a finales de octubre, la cifra había alcanzado las 144.000 BTC. A la fecha, esta cantidad equivale a unos 5.000 millones de dólares. Cuatro años después, en julio de 2017, el FBI detectó y cerró la plataforma AlphaBay, confiscando 1.605 BTC, 8.309 Ethereum (ETH), 3.692 ZCash y algunos Monero (XMR) ” surge del artículo aparecido en Cointelegraph. (1)

El FBI pudo identificar al titular del intercambio Bitcoin Saving and Trust, quién llevó adelante un esquema piramidal ponzi, logrando obtener más de 720 mil bitcoin.

El más famoso y primer gran escándalo del mundo cripto, el hackeo de Mt. Gox, llevó mas de tres años para identificar al cerebro del robo de 530 mil bitcoin extraidos ilegalmente, investigación llevada adelante por medio de un grupo de expertos privados en seguridad denominado WizSec, logrando identificar a Alexander Vinnik en 2016.

Conclusión.

En definitiva si bien el imaginario popular cree que los grandes movimientos de criptoactivos en la blockchain permiten llevar adelante el crimen perfecto financiero, lejos estamos de poder aseverar dicha manifestación y dista de la realidad en el esquema de la blockchain.

El anonimato supuesto que no es tal, y pasa a contraponerse a la transparencia del sistema.

Citas Legales

(1) https://es.cointelegraph.com/news/privacy-vs-security-do-authorities-monitor-every-crypto-transaction

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *